lunes, 30 de marzo de 2009

CONEJOS A LA ALIOLI


ngredientes (4 personas)

1 conejo.
50 gramos de manteca de cerdo.
½ vaso de agua.
½ vaso de sidra o vino blanco.
200 gramos de patatas.
¼ litro de aceite de oliva para freír.
Sal.
Para la salsa alioli:
2 dientes de ajo.
2 decilitros de aceite de oliva.
Perejil cortado finito.
Sal.

Cómo se elabora:

Desvisceramos el conejo, troceamos en 8 trozos grandes, piernas, paletillas y costillar por la mitad y sazonamos a la vez que untamos de manteca de cerdo.
Colocamos los trozos de conejo en una cazuela de barro que resista el calor del horno e introducimos en el horno precalentado a 200º C durante unos 40 minutos, dando de vez en cuando vueltas a los trozos de conejo y rociándoles con su jugo.
A mitad del asado añadimos el vino blanco y el agua y rociamos por encima del asado del conejo.
Una vez cocinado el conejo sacamos del horno y acompañamos de una ligera salsa alioli.
Mientras tanto, en un mortero o en una batidora, machacamos los ajos con la sal y con parte de los jugos del asado y agregamos poco a poco y sin parar de remover el aceite en un chorro muy fino y cuando terminemos de ligar la salsa espolvoreamos con perejil troceado.
Acompañamos el asado de conejo con un poco de salsa alioli y unas patatas peladas, cortadas en rodajas finas y fritas en una sartén con aceite de oliva a fuego moderado.
Para no abusar de la salsa alioli aconsejamos acompañar la salsa en una salsera aparte y que cada comensal se sirva a su gusto.