jueves, 26 de marzo de 2009

PERSONAJES POPULARES, D ANIBAL GONZALEZ

Hoy voy a escribir sobre un hombre que durante mucho tiempo dió todo lo que tenía en nuestro pueblo. Se ordenó sacerdote allá por el año 1955 y al poco tiempo recaló en Bormujos.
Nació en una familia distinguida de Sevilla y era sobrino del famoso arquitecto Aníbal González, creador de la maravillosa Plaza de España, admiración del mundo entero.
Su honradez, su entrega, su rectitud y amor al prójimo viendo en cada unos de sus feligreses al Dios vivo, suponía su mejor manera de entender el sacerdocio. A los que tuvimos la suerte de poder tratarlo de cerca, nos dejó su huella, siendo muchos los afortunados a los que nos impregnó con su filosofía de vida, que no era otra cosa que la ayuda al débil, al enfermo y en definitiva a los más desposeídos.
Sé muy bien que como hombre de carácter, también tenía sus defectos, ya que todos somos humanos y nacemos con ellos. También creo que habrá bormujeros que no estén muy de acuerdo con las muchas virtudes aquí reseñadas, pero como sugerencia recordaré que la muerte, entre otras cosas, sirve para perdonar.
Fue hombre culto y solidario, pues gozaba enseñando a los que por allí solíamos ir en busca de formación. D Aníbal llevaba su ministerio con una espiritualidad profunda. Recuerdo cuando lo llamaban para confesar a un enfermo terminal: salía corriendo muy nervioso al domicilio del moribundo y si había un charco de agua en la calle, este hombre no lo veía y se metía sin darse cuenta en dicha laguna, que dicho sea de paso, era muy corriente encontrarlas por nuestras queridas calles.
Como no tenía nada suyo, lo daba todo, y prueba evidente de ello es que como dije al principio del escrito, habiendo nacido en una familia acomodada de Sevilla, vivió sus últimos años abrazado a la pobreza, y en ella murió; en una residencia para pobres, concretamente en "Jesús Abandonado", donde más de una vez fue robado y maltratado por los allí residentes.
Tendría numerosas experiencias y anécdotas que contar pero no quiero ser cansado, quiero terminar diciendo que fue un personaje que se ganó con creces el respeto y la admiración de la mayoría de los bormujeros, porque lo importante de las personas es su línea de vida y D. Aníbal fue ejemplo de ello. SU MONAGUILLO